lunes, 14 de diciembre de 2009

¿Interesan los Premios del Cine Europeo?

Hoy traigo desde la web filmin esta interesante reflexión sobre los Premios de Cine Europeo:


Lastrados por un complejo de inferioridad galopante, como la gran mayoría de premios cuyo galardón no tiene una espada entre las piernas, los Premios del Cine Europeo llevan más de veinte años entre nosotros y sólo aquellos que optan, han optado u optarán a llevarse alguno saben de su existencia. O, tras lo visto el pasado fin de semana, quizás ni siquiera aquellos que optan, optaron u optarán a un premio se interesan por ellos (las principales actrices no fueron a la gala, entre ellas la ganadora -Kate Winslet). Triste realidad, símbolo desolador, emblema del mal funcionamiento de esa máquina que nunca acaba de ensamblarse llamada Europa.


1. ¿TIENEN RELEVANCIA LOS PREMIOS EN LA TAQUILLA?

Si analizamos los resultados comerciales de los films premiados en los últimos siete años podemos observar que todos fueron éxitos -relativos o absolutos- en los cines de aquí y allá. Una comedia alemana ambientada tras la caída del muro o un drama alemán ambientado antes de la caída del muro recaudaron millones de euros en nuestras salas de exhibición, incluso películas tan difíciles como un drama rumano sobre el aborto, un thriller austriaco que sólo entienden uno de cada 173 espectadores o una ópera prima centrada en una pareja autodestructiva funcionaron mucho mejor de lo esperado. Eso es incuestionable.
La pregunta es: ¿tienen algo que ver los galardones europeos en ello?
La respuesta: poco, muy poco.

2. ¿CATAPULTAN LOS PREMIOS DEL CINE EUROPEO A LOS OSCAR?

No. Definitivamente no. Es más, ser nombrada Mejor Película Europea suele ser sinónimo de: No te van a nominar al Oscar a la Mejor Película de Habla no inglesa
Repasemos los últimos años:
2002. "Hable con ella": premiada al Mejor Guión Original, nominada en la categoría de Mejor Director pero sin posibilidad de competir por el galardón a la Mejor Película de Habla no inglesa pues nuestra Academia había preferido "Los lunes al sol".
2003. "Good bye Lenin": para muchos, la gran favorita para el Oscar. Comedia amable con estrella emergente y tema de gran contenido didáctico, fenómeno universal. Pues bien, ni siquiera fue nominada.
2004. "Contra la pared": demasiada violenta para la Academia, no fue nominada.
2005. "Caché": descalificada pues representaba a Austria y el film había sido rodado en Alemán que es, aunque los académicos de Hollywood no lo sabían en ese momento, el idioma del país.
2006. "La vida de los otros": ganadora. De hecho fue el Oscar lo que proyectó a un film que, recordemos, había sido rechazado por los Festivales de Cannes, Berlín y Venecia. La excepción a tan terrible regla.
2007. "4 meses, 3 semanas, 2 días": ni siquiera nominada.
2008. "Gomorra": ni siquiera nominada.

3. ¿CUÁL ES EL CALENDARIO DE LOS PREMIOS DEL CINE EUROPEO?

O, deberíamos decir: a qué viene nominar en Diciembre de 2009 películas como "Slumdog millionaire" o "The reader" cuya carrera comercial hace medio año que llegó a su fin. O se revisan las normas y se adelantan los calendarios o parece complicado que el público pueda tomarse en serio a unos premios que ahora nominan a aquellos films que la gente ha visto incluso en televisión en abierto.
Sería de agradecer que el próximo año extraordinarios films como "Storm" o "Welcome" (ambos necesitados de proyección mediática) no fuesen desplazados en la lista de nominados por títulos como los firmados por Boyle o Daldry de los que se ha hablado ya, demasiado.

4. ¿ESTÁ TODO PERDIDO?

No, claro que no. Es más, en Europa se entrega el único galardón cinematográfico que puede competir en importancia con el Oscar. Es, obviamente: la Palma de Oro de Cannes. Ese es el verdadero galardón que catapulta a un film a nivel mundial. Ese es el premio más relevante que se da en nuestro continente.
"Hable con ella", "Caché", "4 meses, 3 semanas, 2 días", "Gomorra" y "La cinta blanca" consiguieron premios en el festival francés y posteriormente se coronaron en la gala de Premios del Cine Europeo.

5. ENTONCES, ¿DEBEMOS ELIMINAR LOS PREMIOS?

No, claro que no. Los Premios del Cine Europeo han premiado año tras año a films de incuestionable calidad, son galardones que no catapultan películas a lo más alto de taquilla alguna pero su contribución -aunque ínfima- existe. En cuaquier caso son Premios que necesitan refundarse (ayudar a quien debuta), cambiar sus fórmulas de funcionamiento (otra forma de nominar, otra manera de entregar premios, pensar en Internet) y dotarlos de prestigio (o, porque no, de dinero: director ganador, director que tiene, automáticamente, ayuda en la financiación de su nuevo film).
Si las galas de los Premios tienen más ausencias que presencias, si los Premios siguen centrándose única y exclusivament en el eje franco-alemán, si, en definitiva, nada cambia, todo seguirá igual y eso, desgraciadamente, va a llevar a estos premios que deberían ser tan nuestros al total desinterés.



3 comentarios:

Xavier Vidal dijo...

Interesante artículo. para mí sí son importantes los EFA porque siempre ganan películas de excelente calidad. Hay más obras maestras con el EFA que con el Oscar...

Lo que me da rabia es que La Uno no se digna ni a emitir la gala, aunque sea grabada... en fin.

Saludos!

eloy dijo...

Para mí también son importantes, solo hay que ver las películas ganadoras año tras año. El problema para mí es más bien de marketing, y en eso los yankis son unos auténticos expertos.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Por desfracia, parece que sólo los Oscars son dignos de elogio y mención, cuando las películas premiadas en la EFA son infinitamente mejores que las otras, pero... el marketing...
Saludos