viernes, 17 de diciembre de 2010

De los nombres de los gatos.






-- Audrey Hepburn: Pobre gato viejo. Pobre vagabundo. Pobre vagabundo sin nombre. No tengo derecho a ponerle uno. No somos dueños ni el uno ni el otro. Tan sólo nos conocimos. No voy a ser dueña de nada hasta que encuentre un lugar donde yo y las cosas vayamos juntas. No sé dónde está, pero sí cómo debe ser. Debe ser como Tiffany's.
.
-- George Peppard: ¿Tiffany's? ¿La joyería?
.
-- Audrey Hepburn: Eso es. Tiffany's me vuelve loca. Oye ¿recuerdas los días en que tienes un bajón miserable?
.
-- George Peppard: ¿un bajón miserable? ¿quieres decir una depresión?
.
-- Audrey Hepburn: una depresión te da cuando engordas o cuando llueve, eso es todo. Los bajones miserables son terribles. De pronto tienes miedo y no sabes ni por qué. ¿nunca te pasa eso?
.
-- George Peppard: Claro que sí.
.
-- Audrey Hepburn: Cuando me siento así, lo único que me ayuda es coger un taxi e ir a Tiffany's. Me tranquiliza de inmediato. La paz y el orgullo que tiene. No puede pasarte nada malo allí. Si yo pudiera encontrar un lugar verdadero que me hiciera sentir como Tiffany's, entonces me compraría unos muebles y le pondría nombre al gato.
.
.

4 comentarios:

David dijo...

Bonito homenaje.
Un saludo.

troyana dijo...

Ese extracto sobre el vínculo con el gato,me ha recordado al extracto que habla del apego en el Principito.
Me encanta "Desayuno con diamantes",todo un acierto del recien desaparecido Blake Edwards.
saludos!

Bargalloneta dijo...

una gran pèrdua!!!!!!!!

Alamut dijo...

El fin de semana volví a ver esta película, como homenaje personal a Blake Edwars. Esa y Días de Vino y Rosas, para mí, las mejores.
Saludos