jueves, 16 de septiembre de 2010

Odio en las entrañas.


Río Rojo (Howard Hawks, 1948)
-
-
Montgomery Clift: Si hay alguna oportunidad, llevaremos tu ganado a Abilene.
John Wayne: Cherry tenía razón. Eres blando. Deberías haber dejado que me mataran... porque te voy a matar. Te encontraré. No sé cuando, pero te encontraré. Cada vez que te des la vuelta, espera verme. Porque una vez, cuando te des la vuelta, estaré allí. Y te voy a matar.
-
-
-

4 comentarios:

David dijo...

Y al final una pelea y todos tan amigos. Esos son calentones y nada más. Cosas que se dicen y no hay que tener en cuenta.
Saludito.

eloy dijo...

Pero tuvo que ser una mujer (Joanne Dru guapísima) la que, pistola en mano, cortara el calentón del Sr. Dunson.
Así eran las cosas en las películas de Hawks.

saludos cordiales

Alamut dijo...

Pedazo de clásico entre los clásicos. Habría que verla unas cuantas veces al año.
Besos

eloy dijo...

Sí, Alamut. Creo que en eso está la esencia de los clásicos. Puedes verlos muchas veces y siempre los disfrutas. Siempre encuentras aspectos nuevos en ellos.

Más besos