miércoles, 21 de octubre de 2009

Encadenados por Hitchcock.


  • Sobre Encadenados (1946):
" Es el tema eterno del amor y del deber. Grant tiene que conseguir que Bergman se acueste con Rains, el rival. Es irónico, porque Grant está enfadado todo el tiempo. Rains era digno de simpatía, porque es víctima de una estafa, y con la víctima siempre simpatizamos, por muy tonto que sea. Además, creo que el amor que Rains siente por Bergman es mucho más fuerte que el de Grant"
  • Sobre la famosa escena del travelling del beso entre Cary Grant y Ingrid Bergman:
"Pensé que la caricia de los enamorados debía continuar y que nosotros debíamos seguirlos. Por eso, cuando llegan al teléfono, la cámara les sigue, sosteniendo el primer plano en todo momento, hasta el teléfono y hasta la puerta. Un plano continuo. Se trataba de no romper el instante de amor. No quería cortarlo, era algo emocional, el movimiento de la cámara.
La idea se me ocurrió hace muchísimos años, viajando en un tren de Boulogne a París. Era un domingo por la tarde, y el tren pasa muy despacio por un pueblo que se llama Ataples, a las afueras de Boulogne. Allí había una fábrica vieja de ladrillo rojo, y en un extremo de la fábrica se levantaba un muro enorme, muy alto. Al pie del muro había dos figuras pequeñas, un chico y una chica. El chico estaba orinando contra el muro, pero la chica le tenía agarrado del brazo, sin soltarse ni un momento. Miraba lo que hacía él, luego miraba a su alrededor y volvía a mirar abajo, para ver por donde iba él. Eso me dió la idea. No podía soltarle. El amor no debe ser interrumpido, ni siquiera por una micción.
  • Sobre la escena del célebre movimiento de grúa picado hasta la llave en manos de Ingrid Bergman:
"Ahí recurrimos de nuevo a lo visual. Hay una frase que dice: -En esta atmósfera llena de gente hay un objeto de importancia vital, la clave de todo .- Así, partiendo de la frase propiamente dicha, esa atmósfera llena de gente, la llevamos hasta su máxima expresión , y luego la reducimos a lo más esencial: una llave diminuta apresada en una mano. Es decir por medios visuales: la gente lo está pasando bien, pero no se dan cuenta de que se está desarrollando un drama. Y ese drama se resume en una llavecita."
(extraído del libro El director es la estrella, por Peter Bogdanovich. Volumen I)