domingo, 8 de noviembre de 2009

Las edades de Maribel.



  • 17 años. La estanquera de Vallecas. ¿Cómo olvidar a la sobrina de la estanquera, una Maribel rebosante de erotismo ochentero? Compartiendo cartel con dos grandes como Emma Penella y José Luis Gómez en esta comedia negra sobre el Madrid, más en concreto Vallecas, más lumpen y quinqui.



  • 21 años. Amantes. Portentosa Maribel Verdú en el intenso drama negro de Vicente Aranda. Una interpretación, la de Trini, novia formal del soldado Jorge Sanz, por la que recibiría su primera nominación a los Goya. Mano a mano con una no menos soberbia Victoria Abril, enfrentadas por un hombre mediocre en una época mediocre. La historia de un crimen real que hoy llenaría espacios de telebasura en TV: un soldado recién licenciado que termina matando a su novia de siempre (estremecedora secuencia frente a la catedral de Burgos) por las exigencias de su amante, una pasional viuda que se muere de celos al pensar en su juguete en brazos de otra mujer.








  • 22 años. Belle epoque. Comedia que es a la vez una celebración gozosa y melancólica de un tiempo en una España que pudo ser y no fue. Maribel es una de las cuatro encantadoras hijas de un pintor republicano (Fernando Fernán-Gómez) que encandilaban a un pasmado Jorge Sanz, al que por cierto, en esta película se le entendían casi todas sus frases.




  • 23 años. Huevos de oro. A la sombra de un desmesurado Javier Bardem, la Verdú vuelve a estar estupenda en un papel arriesgado en la infravalorada obra de Bigas Luna. Aquí es una de las mujeres que son utilizadas por Benito González, el constructor hortera y machoman, para ascender en el mundo empresarial. A pesar de tener más de 15 años la película sigue estando de actualidad. a los casos me remito.




  • 27 años. La buena estrella. Ricardo Franco le brindó uno de los papeles de su vida, con el que demostrar su enorme capacidad y oficio con uno de esos personajes que dejan huella: Marina, la tuerta, maltratada por su novio (grande Jordi Mollá), a la que la vida le depara una oportunidad al cruzarse con Rafael el carnicero (Antonio Resines) quien le ofrece su casa a ella y al bebé que espera. Es su tercera nominación a los Goya (no lo ganará hasta el 2008).





  • 31 años. Y tu mamá también. El principio de su renacer como actriz. Simplemente sublime. Una mujer que toma las riendas entre dos machitos recién salidos de la adolescencia y con las hormonas desatadas. Road movie de alto voltaje erótico y sentimental con la que Maribel conquista al público de América Latina.




  • 36 años. El laberinto del fauno. Guillermo del Toro, amigo de Alfonso Cuarón, la conoció en el rodaje de Y tu mamá también y quedó impresionado. En esta fábula con el terrible telón de fondo de la Guerra Civil española, Maribel interpreta con su habitual solidez a una doliente mujer que está familiar y moralmente comprometida con el maquis. Cuarta de sus nominaciones al Goya.



  • 38 años. Los girasoles ciegos. Una Maribel Verdú en plena madurez profesional es lo mejor de la desigual película de José Luis Cuerda. Sabe ser contenida y pasional, sabe llorar mejor que ninguna otra actriz. Seduce cuando quiere y cuando no quiere al personaje del cura interpretado por Raul Arévalo (que parece que se acaba de disfrazar de eclesiástico para la ocasión).