miércoles, 10 de junio de 2009

Carta a la falsa cicatriz del falso labio leporino del muy cierto Joaquin Phoenix.

Dormiría entre esos dos pliegues carnosos.


Quiero que me jibaricen y que me coloquen justo allí mismo, al tropiezo con tu boca.


En esa falsa cicatriz que se formó contigo, como tus ojos inquietantes y tu devaneo al andar.


Que yo sepa nadie ha compuesto una oda a este hoyuelo alargado que juega al despiste.


Creo que yo tampoco me siento capaz. Demasiada belleza para mi edad.


Pero si que la quiero rodear, siempre que el monumento se pueda visitar.


Quiero echarle monedas,


como si fuera el fondo marino de la Fontana Di Trevi.


Mejor aún.


Quiero introducirle fichas de casino hasta conseguir un trío de cerezas ganadoras


(o un trío de morritos de Liv Tyler)


y que me den el premio gordo:


Vale para un verano de acampada en este valle.


Entiendo que debía haberme presentado antes:


Deslizo suavemente mi índice por la ruta 66.


Ya sabes con quien tratas:


De momento soy una sin papeles.


Pero si te he gustado un poco, cierra los ojos y no me veas sortear la frontera.


Te espero camino abajo.


Clara Santafé

4 comentarios:

El futuro sin magia dijo...

Gracias por colgar aquí a mi joaquin. todo un honor.

un beso

39escalones dijo...

Bueno, el mozo está algo confuso últimamente, así que yo tampoco apostaría mucho por su certeza. Algunos caminos hacia abajo son inescrutables.

El futuro sin magia dijo...

El mozo haga lo que haga siempre sera mi ojito derecho. (Bueno, uno de ellos, jaja).
Cierto que ahora no es tan cierto. Pero bueno, no me importaría dedicarle un poema a su nuevo estado mental. :)

un beso!

EL hueso de la cereza dijo...

"..Quiero introducirle fichas de casino hasta conseguir un trío de cerezas ganadoras"

Yo tb quiero a Clara